Show sidebar

No se encontraron productos que concuerden con la selección.

Para esos días de invierno sin contemplación alguna donde el frío azota sin distinción, las estufas llegan para quedarse y alegrar vidas por su capacidad de generar calor por convección o radiación. En el mercado se encuentran de todos tipos según su combustible: pellet, parafina, biomasa, leña, aceite, gas. Aunque hay casos especiales como las estufas eléctricas y las halógenas que no necesitan ningún combustible en especial.

Con ellas puedes tener un hogar con una temperatura confortable por varias horas. Para elegir una de ellas debes considerar si hay personas en tu casa con enfermedades respiratorias, porque si es así, debes tener en cuenta que la mayoría de ellas generan gases residuales. Aunque hay medidas efectivas para controlar un ambiente seguro, es mejor que te inclines por una eléctrica o halógena desde un principio para no preocuparse por esos gases molestos en tu hogar. ¿Quieres saber más?

Leer más