Los inviernos son duros e implacables con los más humildes, los cuàles no tienen mucho dinero y hacen un esfuerzo sobrehumano para llegar a fin de mes. No se puede voltear la cara para mirar a otro lado y menos aún, cuándo seres humanos se congelan de frío por no tener cómo afrontar elevadas cuentas de servicios básicos. La calefacción de bajo consumo es una solución caritativa para ellos.

Calefacción de bajo consumo para el hogar.

El surgimiento de nuevas alternativas inclusivas es propicio para darle solución a las necesidades de todos los ciudadanos. Disponer de calefacción en tu hogar de forma más económica, no tiene por qué considerarse como una utopía, debido a que se trata de algo tan simple como sentarse en la terraza a respirar aire puro o tomar un vaso de agua fría del frigorífico.

La calefacción de bajo consumo es una realidad del siglo XII, la cual nos proteja de las bajas temperaturas sin vaciar nuestros bolsillos con abultadas facturas.La calefacción de bajo consumo es una realidad del siglo XII, la cual nos proteja de las bajas temperaturas sin vaciar nuestros bolsillos con abultadas facturas, considerando que en ciudades como Barcelona, Tarragona y Lleida es un agregado de valor para nuestros inmuebles.

Calefacción de bajo consumo para el invierno en Barcelona, Lleida y Tarragona.

Queremos ayudarte a tener calidad de vida y ese es el motivo de este post. Para vivir con dignidad no tienes que ser rico ni aparentar serlo, sólo debes conocer sobre las últimas tendencias en climatización de bajo costo. La tecnología nos sorprende a diario y aunque la calefacción a gas es común, se están gestando nuevos modelos de calefacción de bajo consumo para contribuir a un ahorro de dinero y energías no renovables.

¿Qué es la calefacción de bajo consumo?

La calefacción de bajo consumo se define como el método de elevar la temperatura del hogar a un nivel agradable, pero bajo un sistema de menor consumo de energías y combustibles fósiles. Muchos le conciben como un tipo de calefacción económica, la cual garantiza un ahorro significativo junto con impacto menor en el medio ambiente.

Calefacción de bajo consumo.

Desde hace varios años es el boom en los países industrializados para reducir el nivel de contaminación, así como también evitar el gasto indiscriminado de recursos no renovables para satisfacer necesidades básicas.

Tipos de calefacción de bajo consumo.

El uso de energías renovables es uno de los pilares de la calefacción de bajo consumo. Se trata de aprovechar al máximo para rendir de la misma forma, trabajando de una forma limpia e integra para conservar un ambiente más puro y disfrutar de una mejor calidad de vida.

La calefacción de gas natural es la más común en los hogares. Todos crecimos con agua caliente de la caldera o disfrutando del calor en invierno con calderas de este tipo. Lo que desconocemos es el enorme gasto que estás pueden generar tanto económica como ambientalmente.

Calderas de gas baratas: ¿Aún son posibles de encontrar?

No es qué va a ser gratis la calefacción con estos artefactos. La idea es qué ahorres al máximo y evitar que pases por una helada situación por no contar con mucho dinero para pagar servicios básicos como gas natural o electricidad. Este último no es tan contaminante como su antecesor en texto, pero puede generar un gran desequilibrio en las finanzas por su alto costo.

Existen diversos tipos de calefacción según la energía a utilizar para su funcionamiento. Tales como:

Calefacción por aire:

Se le conoce también como aerotermia y es una nueva tecnología limpia de climatización, la cual extrae energía del aire hasta en un 70%. Es el sistema de funcionamiento de equipos de última generación para la calefacción de bajo consumo como bombas de calor.Equipos para la calefacción por aire de bajo consumo.

La calefacción por aire consiste en extraer el calor del aire exterior e introducirlo a través del ciclo termodinámico. No se produce combustión, garantizando una ausencia total de humos ni residuos, contribuyendo a la conservación del medio ambiente.

Por otro lado, tales artefactos para este proceso son altamente duraderos y no requieren de mantenimiento, en comparación a otros de carácter tradicional. Se considera como el tipo de calefacción más económica por su bajo consumo.

Calefacción radiante:

Se define como un sistema de calefacción único e innovador en su especie. Esto se debe a que está constituido por paredes, techos y suelos bajo carácter parámetro emisor, debido a qué son quienes irradian tal calor a la superficie interior del inmueble.

El suelo radiante es el emisor más común en este tipo de calefacción. Su sistema de funcionamiento se basa en una amplia red de tuberías de plástico, la cual es instalada bajo el pavimento. Una capa de mortero es la encargada de hacer circular el agua caliente por las diversas áreas del inmueble, ocasionando que tal calor se haga sentir en el ambiente. Esto hace que la temperatura de los pies sea superior a la del aire a la altura de la cabeza, brindando una sensación de confort absoluta.

Calefacción radiante de bajo consumo.

El suelo radiante consumo hasta un 20% menos, en comparación a otros sistemas de calefacción convencionales. Es un método limpio para calentar tu hogar, puesto a que se alimenta de energías renovables, mediante sistemas híbridos.

Calefacción solar: 

Se considera como una de las más costosas en términos de instalación. Tiene como función principal, la de calentar el agua caliente sanitaria y demás instalaciones hídricas del hogar como piscinas o jacuzzis. Su fuente de alimentación es la energía solar, la cual se obtiene por medio de paneles solares.

Calefacción solar de bajo consumo.

Se considera como un sistema de climatización tan limpio como eficiente. No produce efectos tóxicos para el medio ambiente, así como tampoco gastos en las familias que le escogen como una alternativa para blindarse del duro invierno.

X
Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continúas navegando, estás aceptándola.